lunes, 22 de abril de 2013

Review - Dream Bouncy Blush. Parece más divertido de lo que es

El otro día les conté que conseguí uno de los dream bouncy blush de maybelline que llegaron acá a la argentina. Habiéndolo usado todos los días desde que lo compré (que lo entiendo, fue hace poco) y habiendo probado todas las combinaciones posibles para su uso, paso a darles un review.

El color que compré es es Candy Coral (30) aunque ya dije que el rosa de la colección es hermoso. Este también.

Hola! Vieron como me aguanté y no lo manoseé hasta después de las fotos?

Me hace juego con las uñas :) Sale más rosado de lo que es
Aquí los ingredientes



Y aquí los swatches, uno en luz natural, otro en luz artificial


Fueron 3 pasadas de dedo


Se ve más naranja acá


Vuelvo a decir, el color es muy lindo. La pigmentación es baja, pero hasta 3 o 4 capas va bien sin parecer pastoso, tiene una mínima cantidad de mini mini brillitos que casi ni se notan pero le dan ese acabado satinado que ven en las fotos, no es matte de posta. La textura es rara, parece crema, pero luego se transforma en polvo, el famoso "cream to powder" onda angel face compacto (yo les dije que tenía 200 años), de bouncy no tiene mucho, es más onda plastilina, que apretás y se hunde y después podés volver a acomodar el masacote.

En cuanto a la aplicación, no hubo forma de poder usar una brocha (me pareció lo más adecuado al "ser" cremoso), quedaban las marcas de los pelitos en el rubor pero no se transfiere a la brocha (probé con 2 de real techniques que son más rígidas y con otra de rubor más suavecitas), con esponja queda bien pero se desperdicia mucho producto y con los dedos va como moto. Para mí la mejor forma es o directamente con los dedos o primero con los dedos y luego golpetear en el cachete con una esponjita para esfumar, el acabado es impecable. Como es mucho trabajo terminé usando sólo los dedos y ya, es más rápido y queda muy bien, y te da un poco más de tiempo para trabajar, ya que se fija en unos segundos y después se complica repartirlo y no quedar como pepona.

La duración, como pasa con casi cualquier rubor, depende MUCHO de la base que se use. Con la colorstay se aguanta unas 5-6 horas, quizás un poco más, pero con otras bases (por ejemplo esta de clinique que tengo, la stay matte de rimmel), sólo polvo compacto o a piel desnuda la duración es mucho menor, unas 3 horas, más o menos. Si se lo fija con otro rubor o con polvo volátil se extiende, como mucho, hasta 4 horas y también depende mucho de la cantidad de rubor que una se ponga en la cara, claro.

Lo que me gusta de este rubor, aparte de la textura (para jugar más que nada) es algo que quizás muchas otras chicas odien: Pigmenta poco. Para tonos más oscuros de piel esto es una contra, también lo es para las que están cancheras con el rubor y saben no pasarse, pero para una que está medio desteñida y encima es torpe, es genial. Al poder regular de forma sencilla el color (bueno, no es que una regula, sale de a poco) es ideal para usar a la mañana cuando una todavía está medio dormida y manotea el maquillaje como puede (pregúntenle a alesita, hoy aparecí pintada como puerta pero porque era muy temprano y los anteojos los encontré después de haberme maquillado. Aunque para variar llegué tarde).

Que más... El precio, alrededor de 50 pesos, me parece un poco exagerado dada la escasa pigmentación (hola soy ciclotímica) aunque comparando con el precio al que lo venden afuera está bastante bine y aunque al principio meter el dedito y hacer formitas es divertido, al rato una se aburre. El packaging es medio endeble, parece el mismo plástico que el de otros productos de la línea dream pero no, es más pedorrón, la tapita tiene pinta de friable, pero a mí se me cayó un par de veces y no pasó nada, así que las apariencias engañan. No sé si me voy a comprar el rosa al final, me parece que prefiero probar otras cosas. El otro oscuro de la línea es increíble, pero yo soy demasiado clarita para poder usarlo, mismo así bronceada y todo como estoy por haber salido con protector bajo algún que otro día (quién hubiera dicho que no me tomé vacaciones este año, parezco recién vuelta del caribe y todo).

6 comentarios :

  1. menos mal que no me gustan los rubores..

    ResponderEliminar
  2. Aguante la ciclotimia y la gente torpe. Y ese rubor.
    Lo necesito.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo probé en un stand, la pigmentación me pareció bastante mala, o sea, agarré un poquito pensando que iba a quedar re fuerte y ni se notó. Ahora que lo pienso, quizas para mi seria algo bueno porque no sé usar muy bien los rubores, como te pasa a vos, aún así me parece muy caro, no sé.

    ResponderEliminar
  4. wow que genial el rubor no se usarlo nada mas pequeño detalle no se maquillarme pero debo decir que me gusta aprender leeo bastante los blogs jejeje creo que iria con mi piel lo voy a tener en cuenta para cuando me maquille

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé, eh, hago lo que puedo. Y si termino hecha un payaso menefrega.

      Eliminar
  5. Sinceramente no se porque enloquecen por este rubor,a mi no me llama la atencion para nada,hace un rato estuve en farmacity y lo tuve en mis manos,y la verdad que no me intriga.
    Te sigo linda!!
    http://beautyshopaholicme.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

Aclaración: Deshabilité los comentarios anónimos porque me está llegando mucho spam :(

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...