viernes, 5 de abril de 2013

Un tropezón no es caída

Ayer en un ataque de angustia me mastiqué una uña. Por suerte me tuve que bajar del colectivo así que ahí frené, porque si no seguía. Llegué a casa e intentando limar el resto de las uñas aproveché me comí otra más. Así que las tuve que pintar a las apuradas para no tenerlas más despintadas, la tentación es grande, todavía no estoy preparada para estar sin las uñas pintadas.

Mi uñita :( La desprolijidad es por el apuro. Ni idea el color, es el primer esmalte que manoteé de mi cajita de esmaltes, sé que es Revlon y ya.

A algunas les parecerá un largo adecuado y de hecho si pudiera tener todas las uñas como la del meñique lo haría, pero me cuesta muchísimo cortarlas así porque están en el largo óptimo como para pegarles un mordiscón.

Soy fuerte y no voy a arruinar el esfuerzo de tanto tiempo, pero una no es de hierro.

11 comentarios :

  1. Para mi el largo esta perfecto! Yo las tengo MUCHO más cortas, tipo la de tu meñique (por violín) y aprendí, un poco como autoconsuelo, que tenerlas cortas no significa no poder tenerlas lindas :) Quizá no son tan vistosas ni podes hacerte grandes nail art pero con colores indicados pueden quedar lindas de todas maneras :D
    Y fuerza en la difīcil tarea de dejar de morderlas, probaste con los esmaltes transparentes con gusto asqueroso? A mi me funcionaron jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan así cortitas (para mí son largas, mis uñas solían ser la mitad de eso), pero el tema es que por algún motivo me parece un largo cómodo como para morderlas. Estoy loca. Lo del esmalte lo intenté hace años y no funcionó

      Eliminar
    2. Buuuu, a mi me daba asco y de a poco deje de morderlas.
      PD. Te dejé un m premio en mi blog, sin obligación de compra (?)
      Besitosss

      Eliminar
  2. mmm para mí lo mejor que podés hacer (escuché que suele funcionar y lo recomiendan para ese tipo de comportamientos) es tratar de darte cuenta antes de hacerlo, y reemplazarlo por algún otro comportamiento no nocivo.

    mi hermana se comía las uñas en clase, entonces lo que hizo fue ponerse un cartel en el banco que decía "no te comas las uñas" y de a poco se fue acostumbrando a prevenir el comportamiento antes de que pasara...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te juro que probé de todo, llegué a entrenar a todos mis amigos para que me empujaran o golpearan si me veían con las manos en la boca, no funcionó. Me he llegado a comer las uñas dormidas y por eso dormì con guantes en verano.
      No sé que me pasó que un día dije basta y eso anduvo. Tuve 2 recaídas, una vez que me agarró el minitornado de San Pedro en la ruta volviendo de un congreso y ayer.

      Eliminar
  3. yo antes hacía eso! D: es horrible es como que no puedes detenerte y al final tus uñas terminan dañadas :(

    yo también las tengo que traer siempre pintadas porque me da tentación por nervios pero eso también hace daño ya que te mancha las uñas y/o te pueden salir hongos por pintarlas tanto y no dejarlas respirar, intenté lo de poner picante en las uñas para no morderlas peeero una vez toqué mis ojos y mejor ni te cuento jaja

    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola :P me encanta el nombre del blog jajajaja me siento identificada, aunque quizás más que marimacho soy ridícula no más.
    Respecto a comerte las uñas, seguro has probado muchas cosas :P pero por las dudas, te comento que venden esmaltes con gusto feo para que no te gusten más (?)
    Cuando era pequeña, me comía las uñas, pero un día dejé, no sé por qué ni cómo... solo no lo hice más... con el tiempo me empezaron a salir tan gruesas y duras las uñas que no las pude morder más.
    Mi mejor amiga se come las uñas y una vez que quería no comerse las uñas, empezó a comer la piel de alrededor, un ascooo encima se le infectó y tenía el dedo gigantesco de hinchado :/
    Te mando mucha fuerza de voluntaaaadddddd!! para que mantengas las manos y la mente ocupadas en otras cosas! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario! Probé el esmalte con gusto feo, pero resulta que dura "poco" y al final me las comía igual porque se iba el gusto feo ese. Sigo sin saber cómo dejé de comérmelas, un día fue BASTA y listo. Me gustaría hacer un post al respecto pero no llego a encontrar qué es lo que hizo que dejara de comerme las uñas :(

      Eliminar
    2. serán años de analista, entonces jajaja

      Eliminar
  5. animo!!! a mi me pasa lo mismo con la dieta... yo en vez de mis uñas me morfo todo :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pfff, dieta es algo que en mi vida pude hacer. Fuerza de voluntad cero, eh.

      Eliminar

Aclaración: Deshabilité los comentarios anónimos porque me está llegando mucho spam :(

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...